domingo, 4 de diciembre de 2022

"Cinco discos para recordar un mes" (Noviembre 2022)"

Vivimos en un mundo estresado, como si todo se resolviera agobiando nuestras mentes ante respuestas que en la mayoría de los casos no dependen de nosotros mismos, una forma de vida que en cierta medida es alimentada por aquellos que controlan el mundo y que además han decidido imponer al resto de los mortales para esclavizar nuestras conductas e implantar el estrés a cualquier actividad cotidiana, haciéndonos olvidar que lo único que la vida nos ha proporcionado a todos es nuestro tiempo, y que este además es finito. Recuerdo que cuando era niño y más joven solo sentía las prisas cuando iba al colegio, siempre apurando, siempre llegando corriendo cuando desde la calle oía sonar el timbre; ahora, cuando miro a mi alrededor, y ya instalado en este puñetero mundo adulto, parece que todo ha de ser conseguido apoyándote en un estado de ansiedad constante en el que cuando tienes un problema te encuentras con un muro de voces inútiles, gestos estériles y oídos sordos para que sigas corriendo antes de que el timbre finalmente suene. Y lo cierto, es que a veces, y si se puede, lo mejor es dejarlo sonar si con ello puedes evitar que la inevitable fragilidad del paso del tiempo impida recrearte en que estás viviendo. De momento aquí os dejo lo que dio de sí este mes esperando que sirva para explorar vuestra imaginación y relajar con alguna canción ese mundo estresado en el que pretenden que vivamos.
 
1) The Attention Seekers - "Seven Bridges": Se acaba el año y cuando uno ya no espera encontrar un disco que le sorprenda aparece un trabajo de esos que aunque no nos ofrezca nada nuevo, sí lo hace con composiciones estupendas de sonidos americanos y folkies mil veces explorados pero que nunca parecen encontrar su techo. Grandes canciones que transmiten buen rollo como la magnífica "The Girl With The Jukebox Mind" con la que abren el álbum, "Chain Reaction", "Is It Too Late" o "Passing Ships", un grupo que nos llega desde Newcastle con Alan Fish a los mandos de este y al que a partir de ahora habrá que seguirle la pista.
 
2) Soft Kill - "Canary Yellow": Dese Portland traigo a esta banda que se autodefinen como un grupo de rock triste, lo cierto es que sus guitarras suenan con ese romanticismo que recuerdan a grupos como Joy Division, Smiths o The Replacements y que se basan en melodías con un cierto toque oscuro que van cobrando vida cuando te dejas arrastrar por ese tono nocturno. Un disco que me fue ganando poco a poco gracias a canciones como: "Cracked Candles", "Magic Garden", "Cicero", "Domino" o los siete minutos finales de "Lake Shore Drive" con la que acaban el álbum.
 
3) Ruthie Foster - "Healing Time": Y vamos con una cantautora americana que lleva publicando discos desde 1997 y a la que yo personalmente no había prestado mucha atención. Una gran voz que ha sido comparada con Bonnie Raitt y Aretha Franklin entre otras y a la que he llegado gracias a este álbum que además cuenta con una magnífica producción y algunos temas soul verdaderamente buenos: "Soul Searching", "Lie Your Way To The Truth", "Paradise" o "Feels Like Freedom". Uno de esos discos interpretados con el alma.
 
4) The White Buffalo - "Year Of The Dark Horse": Este tipo de Oregón es ya un habitual de estos rincones y cualquier lanzamiento suyo supone una ilusión ante lo me voy a encontrar. Este "Year Of The Dark Horse" no es su mejor trabajo pero según lo he ido escuchando me ha ido convenciendo más. Sigue siendo una de las mejores voces del rock americano que podemos escuchar actualmente y sigue componiendo buenas canciones: "Not Today" con la abre el disco, "She Don´t Know That I Lie" que recuerda al últimamente desaparecido Tom Waits, las baladas "Love Song #3" y "Am I Still A Child", "Kingdom For A Fool" o "52 Card Pickup". Un gran disco. 
 
5) Hellsingland Underground - "Endless Optimism": Ahora le llega el turno a esta banda de rock sueca a los que descubrí hace ya casi más de una década gracias a uno de sus primeros conciertos por nuestro país. Este creo que es su séptimo álbum y siguen añadiendo buenas canciones a su repertorio que seguro que darán mucho de sí cuando se presenten en directo, porque es sobre el escenario donde la banda demuestra todas sus cualidades. Otro buen disco al que echo en falta algún tema de esos largos en los que las guitarras se alargan y se entrecruzan como aquella maravilla que fue: "They All Grew Old While I Grew Young".
 
¡DISCO EXTRA!: Micah P. Hinson - "I Lie to You": Regreso después de varios años del que fue el niño rebelde del folk-rock americano, y a pesar de que este "I Lie To You" no es su mejor trabajo aprovecho para darle cancha a un tipo que en su día se convirtió en alguien al que escuchaba muy a menudo y al que convertí en una de mis referencias a la hora de escoger música para darle sentido a ciertas imágenes y vivencias. Este último trabajo, tristón y casi lúgubre, sigue siendo reconocible para todos aquellos que seguimos la evolución de Micah P Hinson, y como suele pasar con todos sus discos es difícil quedarse atrapado en estos con unas pocas escuchas, sus canciones y su forma de interpretarlas necesitan tiempo, volver a ellas de vez en cuando y encontrarlas de nuevo cuando parecían que se habían escapado. De momento puedo destacar alguna como "Ignore The Days", "Carelessly" o "Find You Way Out", y veremos hasta dónde llega el resto, porque lo que sí que deja claro Micah es que a sus cuarenta años sigue manteniendo intacta su capacidad de plasmar toda su personalidad a través de esa voz quebradiza con la que dota de emoción a sus composiciones.
 
A Micah P Hinson le conocí allá por el 2005, con su primer o segundo disco. Recuerdo a la salida de un concierto de Bruce Springsteen a las afueras de Valencia, y mientras buscábamos un taxi para llegar al centro o algún bar abierto, juntarnos con un grupo de gente que deambulaban como nosotros en busca y captura, y recuerdo hacer migas con un tipo que había sido músico de los Surfin Bichos y Mercromina y que además habíamos crecido en el mismo barrio de Madrid; hablamos de música y salió el nombre de Micah P Hinson como nuestro gran descubrimiento del momento mientras los demás nos miraban como si fuéramos objetos extraños, entonces me di cuenta que no solo me había pasado a mí, y que si bien Micah era un músico al que costaba llegar, cuando sucedía se convertía en uno de esos referentes personales al que sabes que vas a acudir de vez en cuando, y además supe que aquel secreto debía ser compartido a pesar de que en muchas ocasiones me siguieran viendo como aquel objeto extraño. Aquella noche acabamos todos juntos encontrando un bar, bebiendo cervezas y cubatas, y comiendo croquetas mientras cantábamos el "The Piano Has Been Drinking" de Tom Waits, pero esa es otra gran historia.
 
Para los que no conozcan a Micah P Hinson yo les recomendaría sus tres primeros álbumes, y también leer por ahí la historia de su azarosa vida, porque este tipo con apariencia de Woody Allen trasnochado y su guitarra matafascistas es un músico curtido en mil aventuras y asediado por multitud de reveses buscados o no: adicciones, enfermedades e incluso su estancia en la cárcel cuando era muy jovencito. Le he visto varias veces en directo, con banda y en solitario, y siempre me ha dejado con la satisfacción de haber presenciado a un artista especial, que lo mismo puede transmitir rechazo que emoción dependiendo de la actitud de quien le escucha, con esa característica voz que parece que se va a romper en mil pedazos pero con la capacidad de expresar con tal convicción lo que está cantando que parece que una canción son los últimos minutos de toda una vida. Y ya que por fin he rendido cuentas en este blog con Micah P Hinson, aprovecho y os dejo un playlist con algunas de esas primeras canciones de un músico único.
 
 
Y me hubiera gustado este mes que otros dos de mis músicos favoritos estuvieran en el top del año con sus nuevos trabajos. Por un lado, Bruce Springsteen ha editado un álbum de covers de soul titulado "Only The Strong Survive"(brucespringsteen), y no está nada mal, además se le agradece que no haya recurrido a temas que ya había versioneado años atrás en sus múltiples conciertos con la E Street Band, y quizás sea esa la razón por la que no los haya incluido, en esta ocasión se ha rodeado de otros músicos, algunos viejos amigos, y se nota que ha disfrutado tocando todas estas versiones en las que destaca la propia voz de Bruce. Me quedo con "Soul Days" (que interpreta con Sam Moore de los inmortales Sam & Dave), esa maravillosa canción original de Frankie Valli que se titula "The Sun Ain´t Gonna Shine Anymore" y cuya forma de cantar ya exploró en temas propios como "Kingdom Of Days", o "Don´t Play The Song" que tiene toda la pinta de que será una de las elegidas para sus próximos directos. Si alguien quiere recuperar el alma soul de Bruce con canciones propias yo le recomendaría que se hiciera con los dos discos que produjo para el soulman Gary US Bonds a primeros de los ochenta: "Dedication" y "On The Line" y en el que compuso extraordinarias canciones para este que supusieron el renacimiento de Gary. He leído hace unos momentos que este "Only The Strong Survive" ha sido elegido disco del mes para la revista Ruta 66, de lo cual me alegro pero no creo que yo recurra mucho a este cuando quiera escuchar al Boss. Buen trabajo también el último de Neil Young & The Crazy Horse titulado "World Record"(neilyoung), y lo mismo que me pasa con el de Bruce, me gusta pero no me entusiasma como quisiera. Un disco con reminiscencias al Harvest Moon en temas como "Love Earth" o "This Old Planet" y que deja para el final uno de esos temazos marca de la casa que son los quince minutos de  "Chevrolet"


Y acabo con unos cuantos discos que fueron lanzados estos últimos días. Si lo que buscamos es un buen disco de country rock no está mal recurrir a una banda que llevaba años en silencio y que se llaman The Great Divide, y que con "Providence" han hecho un estupendo álbum con grandes canciones como lo son "Good Side", "Until We Cross" o "Wrong Is Overrated" (greatdivide). Otro buen álbum de sonidos americanos ha sido el de Matt Owens & The Delusional Vanity Project con "Beer for the Horses", al igual que el encuentro entre la gran Carla Olson y el Long Ryders Stephen McCarthy que han publicado juntos un álbum titulado "Night Comes Falling" con canciones que bien podría haber firmado Tom Petty. Destacar también a Adeem the Artist y su "White Trash Revelry" con grandes temas como: "Heritage of Arrogance" o "Books & Records", JB Paterson con "Springtime Is Coming", y al cantautor Jeb Loy Nichols con "The United States of the Broken Hearted", un disco más acústico pero no exento de instrumentación. Más comerciales tenemos el nuevo lanzamiento de las hermanas First Aid Kit que con "Palomino" se acercan en algunos momentos a la grandeza de los Fleetwood Mac de los que hemos conocido ayer la triste muerte de Christine McVie, mi reconocimiento por todo lo que le ofreció al grupo. Con una portada que no lleva a engaño nos encontramos con  Karma Gambit y "When Does Rock 'n' Roll Start to Get Sad", un disco de pop rock con composiciones pegadizas; más punkarras, The Interrupters con "The Wild", un trabajo editado en Agosto pero que yo escuché estos días y que tiene enormes temas que recuerdan a los mejores No Doubt. Y ahora sí, acabo con el disco íntimo y preciosista del mes que es el de Weyes Blood y "And in the Darkness, Hearts Aglow" (weyesblood), una voz maravillosa y una joya de disco.


Termina el año y en los próximos días intentaré hacer un resumen de lo que nos deja este 2022, y mientras entre otras cosas elaboró ese segundo volumen de canciones de este semestre, aquí os dejo un playlist con algunos temas que sonaron este noviembre, gracias por haber llegado aquí, abrazos, besos, y sigamos dándole al rock´n´roll.

3 comentarios :